Me quedé sin trabajo ¿y ahora? : Dinero saludable del Dr. Eduardo Litvachkes

Me quedé sin trabajo ¿y ahora?

Me quedé o me estoy por quedar sin trabajo. ¿Eso es malo o bueno?

preocupadoUn profesor mío me enseñaba en la carrera de medicina, que hay dos palabras que no se pueden usar: NUNCA y SIEMPRE, ¿entonces le pregunté? debes usar: DEPENDE.

Es cierto, hay muchos factores y aquí todo va depender del estado mental que yo quiera elegir.; pero antes permíteme compartir una historia que me pasó hace muy pocas horas.

Conocí a una persona que me comentaba que tenía 50 años de edad, que estaba trabajando para una empresa desde hacía varios años y que en los últimos días la cambiaron de zona laboral debiendo utilizar 3 hs de viaje para llegar a su nuevo destino (de ida y otro tanto de vuelta) todos los días, contra 1 hora que usaba hasta ese momento.

Ella sospechaba que era intención de la empresa que se fuera, porque estaban procediendo igual con otras 7 personas de su misma edad aproximada.

¿Cual era el objetivo actual de esta persona? Que la restituyeran al trabajo anterior o que la indemnizaran por considerarse legalmente despedida ante tal cambio.

Te suena familiar esta historia. Seguramente que Sí, porque es una táctica habitual de los empleadores cuando sus empleados llegan a determinada edad.

Más allá de estar de acuerdo o no frente a esta actitud, el hecho de hoy es definir si era una buena o mala noticia ¿verdad?

Si nuestro conocido se queda solamente resolviendo el tema legal, hecho que seguramente le corresponde, para luego tratar de insertarse en un mercado laboral que considera “viejos” a los mayores de 35 años, es muy probable que con el correr del tiempo su actitud de búsqueda esperanzada vaya decayendo, eso impacte sobre su imagen, incluso sobre su salud, a través de preguntarse una y otra vez PORQUÉ le pasó esto a él/ella que era un muy buen empleado/a que cuidaba a su empresa. (pregunta sin respuesta)

Si por el contrario, se preguntara una pregunta disparadora, “casi mágica”_

¿PARA QUÉ ME PASÓ ESTO?

Entonces y recién ahí, si presta atención, seguramente se le abrirán opciones para utilizar sus talentos incluso en su propio emprendimiento.

Seguramente te estarás preguntando si es tan sencillo porqué la mayoría elige el primer camino el del PORQUÉ ME PASÓ.

Es muy simple, para nuestro EGO cambiar es sinónimo de dejar algo primero, de perder, entonces prefiere quedarse “sufriendo” imaginando que la situación se puede revertir a mirar a su alrededor y ACEPTAR la realidad para después desde ahí pasar a la pregunta “casi mágica” ¿PARA QUÉ ME PASÓ ESTO?

Sin la Pregunta adecuada no hay posibilidad de encontrar Respuestas apropiadas.

Entre las muchas cosas que tengo que agradecerle a Dios es haberme siempre impulsado a hacerme las preguntas adecuadas, y permitir que mis mentores en forma directa,los libros, audios y/o videos me den las respuestas apropiadas.

A veces acerté, y otras me equivoqué, pero el balance fue altamente positivo, porque siempre estuve en acción, entendiendo que “alguien tiene lo que yo necesito”

Tal vez por eso apareció en mi vida, después de alguna de las preguntas, una Empresa que me invitó a Asociarme a un Sistema de generar ingresos aprovechando lo que yo sabía, mientras incorporaba nuevos conocimientos (o despertaba los que ya tenía), e iba creciendo al aplicarlos.

plenitud

Un Sistema que le permite a aquellas personas que tienen espíritu emprendedor, a utilizar en forma inteligente su tiempo libre para iniciar su propio emprendimiento a muy bajo costo, pero eso es otra historia.

Te dejo un breve  video orientador y te deseo que tengas un año en el cual te animes a hacer las preguntas adecuadas…

En principio apreciaría me dejes tu Comentario debajo. Muchas gracias

Categorías: Creando dinero, Preguntas Frecuentes

Deja un comentario